• Diego Gómez Pickering

La Feria del Libro de Guadalajara y el Princesa de Asturias

Actualizado: jul 16


El pasado 9 de junio la Fundación Princesa de Asturias dio a conocer que en su edición 2020 el reconocido galardón, en la categoría de Comunicación y Humanidades, será otorgado, en conjunto con el festival literario de origen galés Hay, a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) y, por ende, a Jalisco, a México y a su inigualable plataforma de promoción, difusión, comercialización y divulgación de la literatura y los autores hispanohablantes y, muy en particular, del español. Las reacciones al anuncio sobre el premio a entregarse el 16 de octubre en el teatro Campoamor de la capital asturiana de Oviedo no se hicieron esperar y desde Tijuana hasta Barcelona se aplaudió el reconocimiento que dicha distinción conlleva para el poder suave del español como lengua, cuya batuta lidera México.


Alrededor de 160 millones de personas en el planeta son voceros del español con acento mexicano, y sus múltiples variedades, del yucateco al sonorense y del acapulqueño al regiomontano. Los más de 126 millones de mexicanos que viven en México sumados a los poco más de 34 millones de mexicanos y mexicanoamericanos que habitan en los Estados Unidos, conforman el grupo lingüístico más grande e importante del universo de la lengua española. Ello, no solo es motivo de orgullo para la cultura mexicana, sino prueba clara del potencial del castellano como idioma de alcance global; la mayoría de las clasificaciones en la materia ubican al español como el segundo idioma más hablado del mundo, tan solo detrás del chino mandarín.


Este liderazgo innato de México como país más grande de habla hispana es sin duda reconocido por las más importantes instituciones españolas dedicadas a la promoción de nuestra lengua como herramienta científica, política, académica, cultural y de negocios; tales como el Instituto Cervantes, la Universidad de Salamanca o la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Por ello que México, y sus instituciones gubernamentales y académicas, públicas y privadas, siempre formen parte esencial de los planes para expandir y fortalecer la enseñanza y la promoción del español como lengua extranjera. El más reciente ejercicio para la difusión de la cultura en español en el mundo conocido como Canoa, a través de una red panhispánica en la que participa la Universidad Nacional Autónoma de México, es claro ejemplo de ello.


En donde quizá aún no haya un reconocimiento lo suficientemente explícito del rol que juega México en la promoción de la lengua española, en muchas ocasiones con mínimo apoyo presupuestario por parte del Estado, es entre los españoles; más allá de los ámbitos muy circunscritos a la materia y de las instituciones que recién mencioné. Por ello, la relevancia del anuncio efectuado por la Fundación Princesa de Asturias al respecto del distingo a la FIL tapatía en especial en el rubro de Comunicación y Humanidades. Una de las enormes virtudes que tiene la segunda feria del libro a nivel mundial es el mercado de compraventa de derechos que ha creado en torno a la industria editorial en español. Un sector de la economía mundial que, de acuerdo con las estimaciones más recientes, que datan del 2015, por parte de Ernesto Piedras, economista especializado en las industrias culturales, asciende a más de 43 mil millones de dólares o un 10% del total del comercio de productos creativos.


Si algo ha hecho bien la Universidad de Guadalajara y el equipo detrás de la FIL, hoy encabezado por Marisol Schultz en su calidad de directora, a lo largo de las tres décadas y media que tiene de celebrarse el encuentro editorial en la capital jalisciense, es precisamente comunicar. La FIL comunica de manera constante la importancia del español como lengua y de los autores que en ella escriben como portadores de contenidos de relevancia para el mundo entero. La FIL comunica con regiones y culturas tan distantes, como el emirato árabe de Sharjah, invitado de honor para la edición 2020 del encuentro cultural, la vigencia de los vínculos entre el mundo de habla hispana y el resto del planeta. La FIL, en sí, comunica, casi como ningún otro actor, la fortaleza del poder suave mexicano. Un poder suave que para España resulta del más prioritario interés nacional, al menos cuando de la promoción de la lengua castellana se trata.

___________________________________________________________________________________________

Diego Gómez Pickering es corresponsal para África Subsahariana del semanario mexicano Proceso. Es diplomático, periodista y escritor. Doctorando en Diplomacia y Relaciones Internacionales por Euclid Univesity y maestro en Desarrollo Cultural por la Universidad de Columbia en Nueva York, EE.UU. su libro más reciente es Diario de Londres (Taurus, 2019). Esta es una colaboración especial para el Observatorio de México en España.

Estamos en

 Clot, 35 

08018 Barcelona.

© 2023 por ObsMex Design