• Margarita Morales

De México a España y viceversa: Luis Buñuel, el ‘cineasta mexicano’


Hablar de Luis Buñuel es hablar de un cineasta importante y diferente que aportó mucho a la industria del cine en países como Francia. España, Estados Unidos y México, donde realizó varias producciones durante el siglo XX.


¿Quién no ha visto sus películas “Ensayo de un crimen”, “El ángel exterminador” o “Los olvidados”, sin que se le hayan grabado imágenes de un cine duro, cruel, diferente?


Este español, exiliado en México en 1950, nació en 1900 en Calanda, una localidad de la provincia de Teruel, en la Comunidad de Aragón, aunque a los tres años su familia se mudó a Zaragoza.


Sus estudios universitarios los hizo en Madrid (Filosofía y Letras), donde entabló amistad con intelectuales como Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez y Salvador Dalí, entre otros. Con este último filmó sus dos primeras películas: “Un perro andaluz” (1929) y “La edad de oro” (1930).


Buñuel emigra a México procedente de Estados Unidos, donde trabajó por varios años en el Museo de Arte Contemporáneo, para hacerse cargo del rodaje mexicano “Gran casino”, que comercialmente fracasó. No así su segunda experiencia, “El gran calavera”, que le motivó a quedarse en el país.


Gracias a los productores franceses, Ronald Tual y Oscar Dancigers, quienes trabajaban en México, Buñuel incursiona en la industria del cine de ese país, donde filma 17 películas, entre las que destaca “Los olvidados”.


Esta cinta no gustó mucho en aquel entonces, porque retrataba la cruda pobreza de una parte de la sociedad mexicana. Aun así obtuvo el premio al mejor director en el Festival de Cannes de 1951, dándole más proyección internacional.


Su estancia en México la alterna con viajes a España y Francia, en los años 60 y 70, para filmar cintas como “Viridiana”, que le merece la Palma de Oro en el Festival de Cannes; “Tristana” y “Ese obscuro objeto del deseo”.


Su filmografía suma 32 películas filmadas entre 1929 y 1977. Algunas de sus creaciones fueron galardonadas en el Festival de Cannes, la Mostra de Venecia, el Festival de San Sebastián y el Premio Nacional de Bellas Artes.


El mayor reconocimiento que recibió fue el Oscar a la mejor película de habla no inglesa: “El discreto encanto de la burguesía”, en 1972, convirtiéndolo en el primer director español galardonado con la codiciada estatuilla.


Sin embargo “Los olvidados” es quizá su mayor referente cinematográfico, ya que incluso este figura entre las tres únicas películas que son reconocidas por la Unesco como “Memoria del Mundo”.


A partir de 1980, Buñuel empieza a tener problemas de salud. Es operado en España de la próstata. Vuelve a México donde publica sus memorias “Mi último suspiro” y fallece un 29 de julio de 1983, como consecuencia de un cáncer. En 1997 sus cenizas se esparcieron en el monte Tolocha, ubicado en el embalse de Calanda, su ciudad natal.

__________________________________________________________________________________________

Margarita Morales es periodista y editora mexicana con experiencia en medios tradicionales y digitales, gestión de redes sociales, contenidos para blogs y realización de páginas web. Reside en Valencia, España.

149 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo